5 diciembre 2022

Entorno Noticias

Calidad Informativa

En la red digital

5 minutos de lectura

¿México está cumpliendo con la cuarentena?

Apple, Facebook y Twitter nos dicen que sí, pero el análisis individual de los datos nos da otra perspectiva.


José Luis Alfonso Palacios

Al día de hoy estimado lector de acuerdo a información de los países afiliados a la OMS (Organización Mundial de la Salud) no existe cura alguna para el COVID-19, al momento sólo se cuentan con medidas preventivas como el aseo constante de manos, desinfección de útiles comunes y la mayor de ellas el confinamiento de todos los seres humanos en sus hogares. Sabemos de las tragedias en China, España, Italia y Estados Unidos donde desde hace varias semanas las personas se encuentran en casa debido a la contingencia, por su parte el Gobierno mexicano ha invitado a los mexicanos a detener su tránsito de manera voluntaria hasta el próximo 15 de mayo para algunos municipios del país y hasta el 30 del mismo mes para otros lugares de acuerdo al número de casos positivos existentes en su territorio, pero… ¿Los mexicanos están cumpliendo con la cuarentena? ¿Qué podemos esperar con estos comportamientos sociales en los próximos días?

México se encuentra en la fase II de emergencia ante el COVID-19 y en palabras del Sub Secretario prevención y promoción de la salud Hugo López Gatell nos encontramos en un momento incierto de anunciar la declaratoria de Fase III en el territorio nacional por lo cual se realizó el día 16 de abril durante la conferencia mañanera que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador el anuncio de que el confinamiento de los mexicanos podría terminar en próximos días atendiendo ciertas restricciones y sobre todo que las personas cumplan con las medidas que hasta el momento se han adoptado desde el sector salud.

Para ello se presentaron algunas estadísticas elaboradas por un equipo interdisciplinario integrado por el CIMAT (Centro de investigación en matemáticas), el Instituto de matemáticas de la UNAM, CONACYT y funcionarios de la SSA y el IMSS, además de los gigantes informáticos Apple, Facebook y Twitter donde se vigiló la expansión de la epidemia y el comportamiento de los internautas durante los primeros 12 días del mes de abril. Los resultados en palabras de López Gattel han permitido que a nivel nacional la movilidad se haya reducido entre un 60 y 70 por ciento en algunos Estados, pero en otros no del todo han funcionado las medidas.

Se realizó el contraste entre tres ciudades Guadalajara, Tijuana y la Ciudad de México. La capital del país redujo la movilidad en transportes móviles de hasta un 69 por ciento y de forma peatonal hasta en un 72 por ciento, mientras que en Guadalajara apenas lo logró en un 61 por ciento para los vehículos y un 62 por ciento en los peatones, siendo abismal la diferencia con Tijuana pues apenas se redujo el 39 por ciento del tránsito peatonal mientras que los vehículos presentaron un 69 por ciento menos de tránsito por las calles de la ciudad.
¿Y en Veracruz? Ocurren dos fenómenos importantes en este análisis de datos, la información que presenta Facebook y Twitter contrastan entre ambas por primera parte y en un segundo plano informan de una característica muy distinta a la que se presenta en otros Estados de la Republica. La estadística de Facebook señala que entre el día 08 y 11 de abril (coincidentemente fechas de Semana Santa) la movilidad llegó a sus mínimos, pero a partir del domingo 12 de abril la movilidad de los veracruzanos regresó a la normalidad, es decir, no hubo un confinamiento real, las costumbres religiosas sobrepasaron el llamado de las autoridades y una vez concluidas Veracruz regresó a la normalidad.

Twitter por su parte nos da otro panorama la mayoría de sus usuarios ha mantenido nula movilidad y la disminución de la misma ha sido paulatina por lo largo de los últimos días, entonces ¿Por qué ambas redes sociales nos dan estos contrastes? De los 82 millones de usuarios que existen en México el 99 por ciento tiene una cuenta de Facebook y apenas un 39 por ciento hace uso de Twitter lo anterior con información de la Asociación Mexicana de Internet en su estudio número 15 de los hábitos de los usuarios del internet en México.

Facebook en los últimos años ha dejado de ser la red social donde se publica la vida personal y ahora se convierte en el terreno de los memes y lo que gusta, concurre en esta red información sobre actividades de entretenimiento, mientras que Twitter se ha convertido en el canal oficial de información gubernamental, académica, periodística y empresarial. Sí un gobernante hace un posicionamiento severo no lo hace desde Facebook, lo hace desde Twitter. Entonces podemos identificar los dos grupos que se reúnen en torno a estas redes sociales, Facebook permite la interacción de los distintos estratos sociales, Twitter por el contrario sólo es ocupado por figuras públicas, es decir, personas con una condición económica mayor.

¿Qué vendrá con este comportamiento? La sociedad está dividida en este momento en dos sectores: quienes gracias a su posición económica pueden guardar la cuarentena, y quienes no lo hacen por desobediencia civil o por necesidad económica, las redes sociales nos permiten lograr definir esta conjetura. Las ciudades de mayor grado económico están cumpliendo con el aislamiento, pero es importante señalar que la migración en los últimos 15 días ha sido latente a todo el interior de la república, el COVID-19 tarda entre 14 y 17 días para desarrollarse, es decir, apenas empezarán a surgir nuevos casos, pero ahora en ciudades del interior y las personas se están relajando todos los días, saliendo de sus hogares y permitiendo la propagación.

La vida en Veracruz y sus principales ciudades ha cambiado, pero en municipios pequeños las actividades económicas siguen en su normalidad, podemos ver mercados, sitios de taxis, pequeñas fondas, bancos y algunos gobiernos municipales conglomerando a las personas que no acatan las restricciones, las principales ciudades del país parecen ya haber aceptado que la vida nos ha cambiado y tenemos que adaptarnos a esta nueva realidad, esperemos que ahora nuestras pequeñas comunidades no se conviertan en los focos de infección.

Comentarios a
jlalfonso1985@gmail.com
Twitter: @jlalfonso