3 diciembre 2022

Entorno Noticias

Calidad Informativa

Desde Huatusco

3 minutos de lectura

ROBERTO GARCÍA JUSTO.

ESCUELA DE BACHILLERES.

El que conoce el carácter y las costumbres de los huatusqueños, abre una luz al conocimiento de grandes acontecimientos que se guardan en el archivo de la historia; desde aquella ocasión en que, con su pecho abierto a las armas destructivas de los conquistadores, rechazan con altivez el embuste y posterior saqueo de las riquezas naturales. Sin embargo, no todo estaba perdido, quedaba la esperanza de los que han emprendido una lucha tenaz contra la pobreza y la ignorancia.   

En estos momentos, el problema de salud que enfrentan los países de todo el mundo, no desanima a la población que inventa nuevas formas de vida basada en las costumbres. La necesidad desenvuelve novedosos retos mientras unos descansan, otros trabajan bajo un cielo azul de una tierra fecunda y generosa. Para ellos, la desgracia representa un desafío comparado con la ceguera, en donde la tragedia se combate con la cabeza fría y el corazón caliente.

‘Mientras haya un soñador en el mundo, habrá esperanzas”, escribió el periodista oaxaqueño, originario de Eloxochitlán, Ricardo Flores Magón, uno de los precursores e ideólogos de la revolución mexicana de 1910. Quién por criticar al gobierno de don Porfirio Díaz, fue exilado en los EEUU, desde donde continuó con sus colaboraciones en favor del Partido Liberal Mexicano.   

Hasta 1917 el ex cantón de Huatusco estaba conformado por ocho municipios, Axocuapán, Comapa, Sochiapa, Tenanpa, Tlacotepec, Totutla y Zentla. Los principales dueños de tierras productivas, formaba parte de la refinada clase porfiriana, el desarrollo económico fue fundamental para que Huatusco se convirtiera en el centro comercial. Que por su ubicación ocupa un lugar estratégico para la comunicación.

Aparte de los programas culturales que el gobierno municipal aplicó, se dio fundamental importancia a la creación de un sistema educativo que los liberales consideraron laico. La construcción de las nuevas generaciones estaría respaldada por una filosofía positivista, con una mentalidad abierta a la cultura occidental. Para formar individuos creativos de cambios constantes para la acumulación capitalista.

En el año de 1968, el licenciado Roberto Castro Toss (+), comentó a un grupo de ciudadanos, que era urgente la creación de una escuela de enseñanza media superior. Por su experiencia expuso que con mucho sacrificio su familia lo mandó estudiar fuera de esta ciudad, para después cursar la carrera profesional. Se decía afortunado porque muchos jóvenes de su edad no tenían oportunidad de continuar con su preparación ya que aquí había hasta secundaria.

El alcalde Antonio Chispán Loyo (+) recogió la idea y convocó a las personas interesadas, encontrando una respuesta positiva, pasando a formar el patronato integrado por un presidente, Pedro Pardo Zorrilla de San Martín, un español radicado en esta localidad que gozaba de buena posición económica debido a las exportaciones de café. Secretario, Rafael Guillaumin Fentanes. Tesorero, Luis Alarcón Portilla; vocales, Antonio Guerrero y Gilberto Parissi Lagunes.

En una histórica acta podemos leer: “en la ciudad de Huatusco, Ver., siendo las 19 horas del día 17 de mayo de 1968 y reunidos en el edificio ubicado en av. 2 y calle 5, el personal administrativo, los C.C. catedráticos y alumnos de la misma, se tomó posesión oficial de dicho inmueble prestado por el C. Pedro Pardo. E. de San Martín en donde a partir de esta fecha se impartirán las clases de Preparatoria, ya que desde su inicio el día 6 de marzo, se venía trabajando provisionalmente…”