3 diciembre 2022

Entorno Noticias

Calidad Informativa

Desde Huatusco

3 minutos de lectura

ROBERTO GARCÍA JUSTO.

EL CINE EXPERIMENTAL.

Durante los años 1960 a 1970, sucedieron muchos movimientos sociales que conmovieron al pueblo de México. Todo indicaba que una nueva revolución intelectual se impondría en el terreno del conocimiento científico y cultural. En esa etapa de lucha por la emancipación, impulsada por jóvenes entusiastas, dueños de una iniciativa vanguardista, surgió una generación de artistas.

El cine experimental era una tendencia que llegó de Europa vía España. Y como una opción a las inquietudes de algunos huatusqueños, se reunían para dar vida a una novedad cuya visión narrativa explora el círculo cinematográfico independiente. El interés se manifestó en la clase media que contaba con recursos económicos para consolidar sus proyectos.

Producto de este fenómeno, surgió la personalidad de Samir Tamer Rahme, voluntariosos y con mucha inteligencia para cristalizar sus ideas. Al respecto nos dice que: “Siendo todavía soñadores de secundaria, incursionamos en el terreno del cine. Sin otro recurso que nuestro entusiasmo por hacer las cosas y el profundo amor por nuestra tierra. “

Analizando parte de sus escritos sobre el tema, abre su corazón y expone, “…el profundo amor por nuestra tierra nos impulsó a realizar un documental que muestra toda la belleza que nos fue posible plasmar en la película. Vislumbrábamos aquí un gran potencial turístico que se encontraba dormido. Nuestras viejas torres no eran otra cosa que joyas arquitectónicas desconocidas…”

Los documentos están fechados en 1980, sin embargo, son una información de los desplazamientos de una generación que grabó una época interesante. Siguiendo el curso de su narrativa expuso que: “nuestra inquietud no se detenía ahí, realizamos una obra escrita por nosotros mismos a la cual llamamos “Autores de la Nada”

En ese entonces era difícil escalar los peldaños de esta rama del arte, sin embargo, se presentaron en un festival organizado por una empresa cervecera en la Ciudad de Orizaba. Lo que les significó obtener el primer lugar del premio denominado “La Máscara de Plata”. Esto fue un incentivo poderoso que los impulsó para seguir en el medio grabando trabajos de comerciales y reportajes.

Al respectó opinó: “Hay ocasiones en que factores adversos nos impiden seguir con nuestras inquietudes, el que siembra bien, bien cosecha. Aquellos trabajos realizados en cine experimental a unos cuantos años de distancia y después de haber aprendido más de la vida, nos resultan maravillosas imágenes que nunca estuvieron influenciadas por corrientes negativas de otros ámbitos, que nos ha abierto terreno para incursionar en televisión.”

Su producción es fecunda, podemos mencionar, “El Secreto”; “El Milagro”; “El Sueño de Sodicam” y “Su Recompensa es la Ley”. Finalmente dice que “el cine es expresión y creación, es un estilo propio, la manera en que se ve el mundo, un maravilloso medio para llegar a grandes núcleos de población, debe entretener sin deformar y hacer resaltar los valores del hombre…

Este fragmento permanece relegado, sin opciones de rescate. Quizá con el tiempo y la nueva tecnología se puedan restaurar las cintas para ofrecerlas en discos compactos. Tenemos que estar interesados para descubrir donde están guardados estos trozos de la historia de Huatusco.