29 noviembre 2022

Entorno Noticias

Calidad Informativa

Desde Huatusco

3 minutos de lectura

ROBERTO GARCÍA JUSTO.

EXIGIR DERECHOS Y CUMPLIR OBLIGACIONES.

“Hoy mi pluma la conduzco a ensalzar a la mejor creación hecha por Dios con sus atributos: la mujer en toda su extensión. Los humanos en su evolución, sin la mujer no hubieran existido, por ser la base en su reproducción, porque sin ella nada hubiera ocurrido. Considerando como lo más importante, la mujer creada por el todopoderoso, con su infinito poder relevante, ensalzando emocionado y gustoso tan bella y bendita creación de ayer, de hoy y de siempre”. Don Joaquín Torres Vargas.

Fue un distinguido y nato poeta huatusqueño que supo amar y respetar la belleza femenina, siempre fue admirador de la vida, lleno de ilusiones y esperanzas. Hace gala de su fina perspicacia y profunda observación del alma de aquellas que nos llenan de regocijo, considerando el camino escabroso que han recorrido y el alcance que con mucha honra han conseguido en base a sus facultades físicas y espirituales.

Lo descrito anteriormente, nos advierte que debemos reflexionar que las virtudes y aspiraciones son necesarias e indispensables para el progreso que beneficia y da muchas ventajas a la humanidad. La fuerza creadora que poseen las mujeres, debidamente cultivado en el interior de su esencia, se impone a todos los obstáculos y alcanza metas de mucho valor social, económico y político. La creencia de que fue formada de la costilla de Adán, pareciera que llegó a su término.

 En el museo Nacional de la Legión de Honor, que se encuentra en Aubagne, Francia, ofrendado para resaltar las altas condecoraciones a personajes de la época napoleónica hasta la hoy República francesa. Existe una sala especial con cientos de fotografías de figuras destacadas en la historia de ese país. Como el caballero Pierre Terrail Levieux señor de Bayard, Eric Marcel Guy Tabarty, Alphonse Marie Louis Prat de Lamartine, Louis Pasteur y Jean Moutón.

Es un sitio que se distingue por ser indicativo de la memoria de ese país, donde se exhibe el retrato de una excepcional señora originaria de Huatusco, Veracruz. Doña Juana Marrero de Gómez “La dama del gran corazón” quién por sus méritos humanitarios obtuvo este reconocimiento. No obstante que perdió a sus dos hermanos en la famosa batalla de Camarón. El jefe de las fuerzas liberales, Francisco Marrero Flores y Manuel de los mismos apellidos. No fue impedimento para que con noble cortesanía, atendiera a los heridos del bando enemigo, traídos a esta localidad.

En el año de 1863 tropas extranjeras invadieron esta nación, Napoleón III pugnaba por imponer un gobierno imperial justificado en la deuda declarada moratoria. Pero, antes del arribo del duque Maximiliano de Habsburgo al trono, las batallas se sucedieron frecuentemente. El camino del Puerto de Veracruz a la Ciudad de México era estratégico para transportar pertrechos militares.

La brigada de 63 legionarios franceses que intentaron cruzar la línea que celosamente vigilaban los guerrilleros mexicanos.  Fueron derrotados, después de un cruento enfrentamiento, se atendieron a los heridos que por órdenes superiores se trasladaron a Huatusco. Gravemente el subteniente Clement Maudet, fue acogido en la casa de la familia Marrero, auxiliado en todo momento por doña Juana. Antes de morir envió una carta a sus familiares: “…En Francia dejé una madre, aquí en México he encontrado otra, mándame tu bendición…”         

Libre de virus. www.avast.com